martes, 25 de diciembre de 2012

Me ha tocado el gordo!!! lubina de 5,630 kg

Primer día de pesca de mis vacaciones y me ha tocado la lotería en forma de llobarro de 5,630 kg!!



Todos los años tenemos la costumbre de hacer el cierre del año en Valencia, porque a estas fechas en esas playas se sacan mabras y por Castellón solo puedes ir al sargo o el congrio.

Teníamos el antecedente del año pasado, mi compañero Alejandro sacó un llobarro de 4,800 kg, y esa playa tiene la fama de dar buenos llobarros de cuando en cuando.

Voy a hacer un inciso aquí, porque su llobarro de se merece como mínimo una entrada, así que al menos voy a mencionarlo.
Mismo escenario y fechas, pero de la temporada pasada, habíamos estado pescando sepias por la mañana y por la noche ellos bajaron a la Patacona a la mabra y decidí no acompañarlos porque estaba cansado y no me motivaba pescar mabras.
Como llevaba la caña de spinning y la sepia que había pescado por la mañana, decidió probar a ver si pescaba alguna mabra con sepia, así que montó un anzuelo del 12 con una pata de sepia y lo lanzó a la orilla con la caña de spinning.
Su sorpresa fue al ir a revisar la caña y encontrarse semejante llobarro varado en la orilla y tragado con la pata de sepia... impresionante!! le pudo la gula a esa captura jejeje


Y continúo:

Así que yo tenía en mente que podía caer alguno y me llevé una caña ligera para pescar en la orilla, de 3,90 y con un carrete ligero, le pedí a Adrián un trozo de sepia, que había sacado por la mañana, y lo preparé con un montaje fino, linea del 0,14, cola de rata, plomo de 100gr y cameta del 0,22 con un anzuelo de carbono de pata larga, que son los que me gustan para el llobarro.

Lancé a la rompiente con la intención de dejar la caña toda la noche, pero no se hizo esperar demasiado, a la hora de haber caído la noche me avisaron de una picada brutal en esa caña.

Me levanté corriendo y empecé a trabajar la pieza con el freno bastante abierto porque noté enseguida que era una pieza de porte, como estaba entre las olas, aprovechó para pegar una carrera cada vez que le pasaba una ola por encima, pegó 2 cortas a la derecha y una larga a la izquierda, unos 80m a favor de la corriente, en esta última lo seguí un poco para encararlo mejor porque se fue bastante y quería sacarlo de frente.

Empezó a dejarse traer poco a poco, pero aún tenía fuerza para pegar 4-5 cabezazos, luego finalmente se rindió y se dejó traer.

O esa era su estrategia, porque una vez en la orilla abrió las agallas y se quedó varado a 6-8 metros de mi (lo justo para mojarme hasta las trancas) y las olas no lo levantaban... ante la posibilidad de partir la cameta si estiraba, esperé para ver si una ola más fuerte me lo acercaba.

Medio varado como estaba se recuperó un poco empezó a coletear para girarse, me asusté por si partía y me desplacé más a la izquierda para encararlo mejor, afortunadamente vino la esperada ola más fuerte que lo levantó y me permitió acercarlo lo suficiente para no mojarme mucho, como unos 4-5 metros de mi, así que entré al agua (creo recordar que con Kevin que iba delante y lo sujetó) le metí la mano por las agallas para que no se soltara y lo saqué a la orilla.

Resultado, ¡¡un subidón de adrenalina!! dio 5,630 kg en la báscula, mi récord personal en esta especie, toda una experiencia haberlo trabajado con un montaje tan fino y una motivación extra para la temporada que viene, tras una temporada tan floja.

Unas fotos:



más fotos:




y esto ya una vez listo para sentencia!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario