viernes, 27 de noviembre de 2020

Tipos de vinilos

Hace bastante tiempo que tenía ganas de tener un rato para sentarme y escribir una entrada sobre vinilos que pueda servir de ayuda a los que estén empezando en el spinning. 
 

Básicamente, voy a comentar por encima aspectos de cada tipo de vinilo como el uso, algunos montajes, mis impresiones y resultados con los tipos de vinilos que he utilizado hasta el día de hoy.

miércoles, 14 de octubre de 2020

Capturas verano FW

Este verano lo he dedicado en su mayoría al agua dulce y se ha dado bastante bien, así que voy a resumir mucho las capturas más valiosas para no alargar demasiado la entrada.

Así que empezamos por la más importante para mí, esta preciosa lucioperca de entre 5 y 6 kg.

En un primer lance sin mucha fé con la caña de RF, nada más empezar a recoger me quedé clavado... me rompió el salabre... una gozada.

Ninguna de las que saqué después se acercó en tamaño a este animal... la foto no le hace justicia.

Tras un par de jornadas a la lucioperca tocaba, por cercanía, probar también al siluro.

No tengo equipo apropiado para sacar uno de los más grandes pero, afortunadamente, el día que fuimos clavé uno pequeño llevando el equipo ligero y lo pude sacar sin demasiadas dificultades.

Pesaría como 1 kilo y medio o así y de ese tamaño no pelean demasiado, más bien culebrean como si fueran una serpiente que se quisiera enrollar en la línea.

Me resulto curioso, es un pez muy distinto a los que he pescado hasta ahora, por la viscosidad, esa boca enorme, los bigotes... también me sorprendió que tiene una librea bastante vistosa, pero por desgracia la foto salió muy oscura.

Y para terminar con mi trío de ases del verano, el pike!!!

El dichoso lucio lo teníamos pendiente desde hacía mucho tiempo y ya lo habíamos aplazado varias veces, incluso habíamos hecho un par de tímidas prospecciones sin resultado.

Finalmente organizamos una salida en exclusiva al lucio y bien acompañados para no volver a ir a ciegas.

Costó un poco pero dimos con ellos tras dejar atrás una zona infestada de lapiceros... si no saqué 3 docenas en todo el día no saqué ninguno... siendo el mejor este lucio de la foto de unos 2 kg.

Ya hubiera sido la leche completar el trío con una gran perca, pero ni eran fechas ni es fácil dar con una grande desde la orilla.

No pudo ser y, de entre las decenas de percas que pesqué esos días, me tendré que conformar con esta medianita de la foto.

Pero lo que sí puedo decir es que ahora entiendo "la fiebre por las fluvis" y que las valoren tanto en el norte de Europa.   Es un pez muy peleón y, a mi parecer, más voraz que el bass.

Sorprende la batalla que presentan hasta las más pequeñas, comparto el mismo sentimiento por este pez que con el sargo, que pena que no hayan más y más grandes.

Sin duda mi especie favorita de agua dulce por ahora.

Y para terminar un par de extras.

Voy a obviar los basses que he sacado este verano porque ni ha salido ninguno de récord ni es novedad en el blog, así que paso al siguiente nuevo cromo de colección: la percasol.

Precioso pez, la foto no le hace justicia a los colores que tiene, es la librea más llamativa que he visto en agua dulce.

Por aquí parece que los depredadores los deben tener a raya porque no he visto ninguno de gran tamaño, que por cierto es lo que dificulta su captura, cuesta mucho que emboquen bien porque voraces y agresivos son un rato jejeje.

Y este último extra que, pese a no ser un cromo nuevo, sí he decidido incluirlo en el resumen por ser mi récord personal en trucha hasta el momento y por la batalla que presentó.

Preciosa trucha arcoiris de 2 kg pescada vadeando el río.

Y es que, a lo mejor no soy imparcial del todo porque mi sueño desde niño siempre fue pescar truchas a mosca por dentro del río, pero esta captura ha sido la más emocionante de todas.

Un conocido decía este verano que la trucha es un pez aburrido y que no pelea, ahora  tengo claro o bien las ha pescado en una balsa o no ha sacado una grande porque no me lo explico.

Parar a una trucha de varios kilos con un equipo de spinning ligero cuando pega una arrancada en la corriente me pareció de las batallas más emocionantes que he tenido, el día que lo repita a mosca no me lo quiero imaginar... una gozada.

 Y esto ha sido, muy resumido, lo que ha dado de sí mi verano.

lunes, 7 de septiembre de 2020

Capturas verano SW

Tras la última jornada que publiqué, en la que pescamos lubinas y algunas rascasas, hice mi última salida (por ahora) desde costa.

Fue una jornada a RF que no empezó muy bien, con mucho viento y el mar movido.

En el primer sitio que probamos había mucha alga y resultaba prácticamente imposible pescar...

Cambiamos de la playa al roquero y nos encontramos con demasiado viento y oleje...

Finalmente buscamos refugio en la parte protegida del viento del puerto y allí pudimos disfrutar de la pesca un rato.   Jurelas y obladas fueron las protagonistas de la mañana y nos hicieron pasar un buen rato en una jornada que ya empezaba a dar por perdida.

Pasamos a las capturas embarcado, tampoco me he prodigado mucho, creo que habrán sido 4-5 salidas en total.

Este verano han salido varias barracudas de buen tamaño pescando a currican costero.

No es extraño capturar alguna ocasionalmente, pero no es habitual tantas como este verano ni que picaran a tanta velocidad.

En cualquier caso, toda captura es una alegría y más cuando es la primera del año como en el caso de la foto.

La única pega es cuando te pilla con un equipo sobredimensionado pero no se puede tener todo jejeje.

Lo mismo podría decir de esta serviola de 2 kg, que también es una captura habitual curricando, pero presenta algo más de batalla y son más divertidas que las barracudas.

Esta si que es una pena que, siendo una de mis capturas favoritas, no la pillara con un equipo más ligero.

En cualquier caso igualmente es una alegría.


Y para finalizar las bacoretas, que es lo que andábamos buscando a currican.

Esta temporada hemos tenido suerte de dar con ellas en todas las salidas, siendo la de foto la mayor que he sacado, de unos 11 kg.
Una pasada, tras 20 minutos de pelea la saqué in extremis cuando casi se quita el señuelo.

En la siguiente jornada también saqué una de 5 kg que también me presentó pelea, nada que ver con la anterior, pero me lo tomé con calma para no perderla y también le dediqué varios minutos.

Más las que sacaron mis compañeros, más las que perdimos... en la última salida me picó una más grande que me partió el bajo y a Pablo otra enorme le rompió el señuelo y le sacó el alma... brutal.


jueves, 30 de julio de 2020

Salidas del finde

Creía que tenía esta entrada publicada pero he visto que no es así, de modo que la recupero ahora.

Tras la primera semana de desconfinamiento, ya no tenía ese extra de motivación y volví a mi ritmo habitual de salir 1-2 veces en finde, si el tiempo lo permite claro...

Podría decir que buscando nuevos retos, pero lo cierto es que fue más imposición del mar que otra cosa, y, puestos a pescar en agua dulce, me propuse intentar sacar algo a mosca.

No tocaba el equipo desde que lo estrené, así que tuve que practicar un poco pero ni con esas, así que decidimos caminar y buscar carpas que estuvieran a tiro.

No tardamos mucho en verlas, creo que tuvimos un par de picadas cada uno y vimos unas cuantas más, pero no era fácil acercarse tanto.

Lo que si que habían y no tenían ningún recelo en coger la mosca eran cangrejos azules, así que estrené el equipo de mosca con uno.

Al día siguiente las previsiones daban buenas condiciones, así que preparamos una salida a shore jigging.
Por desgracia, las previsiones no se cumplieron y tuvimos que abortar al poco de llegar al pesquero.

Nos refugiamos en el puerto y tuvimos un buen rato de RF hasta la hora del almuerzo, saqué 3 lubinetas con paseante (la pena fue una que forzandolcon el freno bastante cerrado se soltó) y luego la de la foto que salió con un BM.

Y con una rascasa o cap-roig cerré la jornada, ya que luego salimos fuera y el mar seguía fuerte, salieron una lubina y un sargo, pero en mi caso no hice más que fallar 3-4 picadas de sarguitos que no embocaban el anzuelo.