martes, 7 de julio de 2015

Cebos: Coco

Conocido por esta zona como butifarra, aunque el nombre común es gusano arenícola, también se le conoce como cagón y xorrón por los montículos de arena que excreta.


Muy popular por el Norte del país, en nuestra zona está cada vez más en desuso por lo delicado que es en el lance y la conservación, pero sin duda es uno de los cebos más efectivos para la pesca.

Arenícola marina

DESCRIPCIÓN

No son gusanos muy grandes, van anillados hasta la cola, que se diferencia claramente del resto del cuerpo, habitualmente mide de 3 a 12cm de longitud, con un máximo de 23 cm.

Sus parápodos forman una especie de cresta a lo largo del cuerpo, que termina al llegar a la cola.

Diferenciamos entre:
  • Coco, de un color más rosado y recolectado en Galicia.  Concretamente se suelen recolectar en las rías con la bajada de la marea, su coloración va del rosa al negro, pasando por distintos tonos de marrones, son más blandos y aguantan menos el lance.
  • Butifarra, de color negro y recolectado en Cataluña.  Suelen ser totalmente negros, son más pequeños pero aguantan un poco mejor el lance.
Como cebo es muy blando, sobretodo la cola, que deberemos acompañar con los dedos al pasar la aguja para que no se rompa (de piel gruesa y llenos de sangre, tienen el tacto de una tita blanda) y no se puede lanzar al máximo sin romperlo.

Es un gusano con mucho líquido y alto contenido en yodo, deja las manos amarillas tras manipularlo.



HÁBITAT Y RECOLECCIÓN

El arenícola se encuentra en zonas tildales de todo el país y es relativamente fácil de encontrar durante las horas de bajamar, pero debemos recolectarlos con cuidado, debido a su fragilidad. Viven en galerías poco profundas en forma de “U”, con un agujero de entrada y otro de salida, siempre en superficie.

Se pueden recolectar en zonas intermareales o buceando en zonas de fondos fangosos, se reconoce donde está el gusano por los churrillos de arena que amontona en sus excavaciones (de ahí el origen de muchos de sus nombres).


Prefieren las zonas con poca salinidad, con fango, algas y abrigados del oleaje.

Cabe resaltar que sin licencia de mariscador está prohibido recolectarlos.



CONSERVACIÓN

Es uno de los cebos más delicados, incluso más que la tita y requiere los mismos cuidados que esta, por contra aguanta mejor el frío, de hecho, si es coco se debe conservar a 6-10º, la butifarra aguanta bien con 16º.

Si está en vivero hay que cambiarle el agua todos los días.

Si se quieren mantener en la nevera varios días, se pueden enrollar directamente en unas hojas de periódico humedecido con agua de mar, sin arena ni nada y dejarlos en el cajón de las verduras.

Es muy difícil aguantar este cebo de un fin de semana a otro, para mi es su mayor inconveniente.



PRESENTACIÓN Y USO

El modo de ensartarlos con la aguja es el mismo que con las titas pequeñas (una aguja más ancha y pasar el hilo de la cameta por dentro de la aguja), lo importante es que no pierda líquidos.

A la hora de pasarlo al anzuelo tenemos 2 posibilidades:
  • Dejarle la cola en el anzuelo, la razón de hacerlo así es porque, al tener una cola tan débil, se rompe durante el lance y queda solo el cuerpo cubriendo el anzuelo.
  • Dejarle la cabeza en el anzuelo, con esta presentación la cola se rompería a trozos que subirían por la cameta, estropeando la presentación, por lo que conviene ponerle una pequeña lentejuela y un tope de silicona tras la cola para evitarlo.
Este gusano tiene la particularidad de que mancha las manos, como el llobarrero o la lombriz de buena calidad, pero, en lugar de morado como estos, las mancha de color amarillo debido al alto contenido en yodo de su sangre.

Al igual que las titas del terreno, si al comprobarlo está deshinchado, se puede volver a utilizar porque pesca aunque no le quede sangre en el interior.  También se puede correr la piel hacia la cameta y añadir otro, sigue siendo efectivo.



COMPARATIVA Y CONCLUSIONES

Como no hay grandes diferencias entre el coco y la butifarra, no veo necesario realizar una comparativa, así que pasamos directamente a las conclusiones.

Buen cebo para la mayoría de especies, efectividad similar o superior a la lombriz y menor precio, esas son sus principales bazas.

Su gran traba es que solo aguanta lances medio-flojos, en los fuertes se rompe, por ello, solo es mi cebo ideal para pescar cerquita en la rompiente y desde espigón en verano, una gran alternativa a la lombriz.

La pena es que solo suele estar disponible en verano y en pocos sitios.





No hay comentarios:

Publicar un comentario